lunes, 16 de diciembre de 2013

Ayer soñé que volvía a Manderley...


Así empezaba una de las películas más enigmáticas de Hitchcock. La primera que rodó en Estados Unidos: Rebeca. De todas las películas del cineasta inglés que he visto (que son unas cuantas) esta es la que siempre más me fascinó. Por el misterio que la rodea, por las miradas de sus protagonistas, por la tensión, la oscuridad, las sombras.... por todo lo que era el director y que siempre sabía plasmar en sus películas.

Su actriz protagonista, Joan Fontaine, ha muerto a los 96 años. Enfrentada con su hermana, la también actriz Olivia de Havilland, desde la infancia, supo hacerse un hueco en la época dorada de Hollywood y ser musa del director inglés.

Nunca recomendaría Rebeca como primer acercamiento a Hitchcock. Pero el empiece de la película es tan enigmático, que es imposible resistirse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario