lunes, 13 de febrero de 2012

"Amigos hasta la muerte"

¿Se puede ser amigo de alguien hasta la muerte sin nada que reprocharle? Y después de hablar las cosas y, presuntamente, aceptarlas, ¿se puede tener la misma amistad? ¿Cambian las cosas si sabes que te queda poco tiempo de vida? Hablo de amigos de toda la vida, con los que has vivido tantas cosas que ni te acuerdas de la mitad. 

En 2009 el actor y guionista Javier Veiga, quizás el mejor presentador de "El Club de la Comedia", escribió y protagonizó junto a Melani Olivares y Jorge Sanz la obra de teatro "Amigos hasta la muerte". Yo no vi aquella, pero sí he tenido la suerte de disfrutar de la que ahora representa junto a Fele Martínez y Marta Hazas. Se trata de una tragicomedia desternillante, conmovedora, pero sobre todo realista. Siempre me gustó Javier Veiga. Tengo la mala costumbre de creerme a la gente que parece que dice sinceramente las cosas y él lo aparenta. Por eso, esta obra refleja lo que es y no miente ni aparenta lo que no es. Es una historia para reír sinceramente, incluso olvidando que has ido al teatro para eso, porque no hay peor sensación que ir a ver una obra y reírte o disfrutarla recordando lo que has pagado por ella, como si hubiera que amortizar su precio. Con "Amigos hasta la muerte" disfrutas de lo que estás viendo, aunque la muerte esté de por medio.

No sé cómo fue la obra con Melani Olivares o Jorge Sanz, pero puedo asegurar que Fele Martínez, un clásico actorazo del cine español de los 90 y Marta Hazas, una cántabra a la que creo que las tablas de un teatro le sientan mejor que las cámaras de televisión, junto a Javier Veiga son una combinación difícil de olvidar.

Están de gira por España, así que si recaen en vuestra ciudad aprovechad para reíros sin compromiso.

jueves, 2 de febrero de 2012

El frío y la crisis, ¿qué tienen en común?

A veces, cuando se tiene un blog, no se sabe muy bien sobre qué hablar. Si tratas temas de actualidad al final acabas diciendo lo mismo que todos los bloggers de la red. Y anda que no hay temas candentes para hablar y más cuando estás parada y tienes tantoooooo tiempo al cabo del día para pensar.

Oigo hablar en la radio a Rubalcaba y a la cabeza me viene una pregunta, ¿cuántas veces por minuto se pronunciará la palabra "crisis"? ¿De verdad hace tanto frío con esta ola Siberiana? No, no estoy perdiendo la cabeza.... creo..... pero ambas preguntas no distan mucho una de otra. Llevo días oyendo en la televisión el frío que va hacer con la ola de frío que iba a venir. Ha llegado y sí, hace mucho frío, pero yo creo que salimos a la calle pensando que hace tanto frío, que nos sugestionamos antes de pisar la acera.

Los telediarios también hablan de parados, de todos los que crecen al final del mes y de lo mal que va España. "Crisis" por aquí, "crisis" por allá y así durante todo el día. En la radio, los periódicos, en los corrillos del supermercado, en todos lados... Cuando yo iba al colegio me enseñaban a sentarme delante de un problema, analizarlo y resolverlo. Nunca nadie me dijo que a base de insistir en que había un problema se solucionaría.

La gente no necesita que la repitan que hay crisis o que hace frío. Con salir a la calle o asomarse a la ventana es suficiente. Señores políticos o quien quiera que deba resolverlo, siéntense en una mesa y no se levanten hasta que tengan la solución correcta.