martes, 22 de noviembre de 2011

Tenemos lo que nos merecemos


1.309.000 espectadores en un fin de semana, en tan sólo tres días. Esa es la cifra de gente que ha ido a ver al cine "Amanecer. Parte 1", la nueva entrega de la Saga Crepúsculo. Con una recaudación de 8.600.000 euros. Tenemos el cine que nos merecemos. ¿Dónde está la gente que no va al cine porque no "hay nada interesante" que ver o porque el cine está muy caro? ¿Y aquellos que dicen que el cine español es una mierda y nadie va a verlo? Solo mencionar una: "Primos", de Daniel Sánchez Arévalo. Una película española estrenada a principios de año de una calidad que muchas quisieran alcanzar. Es española, con muy buenos actores como Antonio de la Torre o Raúl Arévalo. Pues en los dos o tres meses que estuvo en pantalla, (y dos ya me parecen mucho para una película española), fueron a verla 560.221 espectadores (vía: Ministerio de Cultura) y sinceramente, me parecen muchos para cómo está el cine español.

Que nadie malinterprete mis palabras. No estoy criticando a la gente que ha ido al cine a ver "Amanecer". Es una opción más de la cartelera, como otra cualquiera. Lo que de verdad me indigna es que la gente hable tan a la ligera de que el cine español no tiene calidad cuando no lo van a ver, cuando no le dan una oportunidad. Directores e historias hay un montón, pero hay que saber elegir. Existe algo que se llama "criterio", un juicio que decide lo que se debe hacer o lo que no, las historias que se deben llevar al cine o las que no. Una pregunta que vale para muchos casos y también para este: ¿era necesario adaptar la Saga Crepúsculo al cine? ¿Para quién?

Me alegro de que la gente haya ido al cine, pero que la misma oportunidad que le dan a una película, se la den a otra.

PD: "5 metros cuadrados", película española en la que intervienen Fernando Tejero y Malena Alterio y que obtuvo cinco premios en el pasado Festival de Málaga, lleva una semana en cartel y sólo han ido a verla 24.588 espectadores.
Sólo me sumo a la indignación que Fernando Tejero  comentó en su cuenta de Twitter:

jueves, 17 de noviembre de 2011

El coche del exalcalde


Ahí lo tenéis, el coche del ex alcalde Pedro Castro. Un Audi A8 expuesto para que el pueblo vea el arma del "delito". Sale a subasta por 15.630 euros, cuando el actual alcalde Juan Soler lo cifró en 120.000 euros. Estará en la plaza del Ayuntamiento durante 10 días, parece ser que incluido el #20N (por ahora, esas son las informaciones). ¿Dejarlo ahí durante ese día no es hacer demagogia? Bueno, en realidad, exponerlo en época de elecciones, quizás no es la mejor manera de hacer política. Pero ya se sabe, el poder no conoce fronteras.......

La dura vida de un político en España

Asamblea de Profesores en Getafe, con la asistencia de los representantes de todos los grupos municipales y  profesores. No, el del medio no es Papá Noel. 


Qué complicado es ser político en España. Un político no es dueño de su agenda, sino esclavo. Además, siempre hay alguien que, amablemente y por un módico precio, te lleva y recuerda las citas diarias. Los políticos trabajan durante muchas horas asistiendo a congresos, a actos del partido político al que están afiliados, plenos de Ayuntamientos, Congreso de los Diputados, etc… Siempre con esos maletines ¿regalados o prestados? a rebosar de papeles e informes que, si no fuera por ellos, el populacho no entendería o llegaría a saber de su existencia. Y tantos, y tantos papeles que esconden para salvaguardar nuestra seguridad.

Los políticos en España tienen un margen para “portarse mal”. Ellos lo saben y como buenos conocedores lo utilizan a sus anchas. Unos más y otros menos, y si se abusa pueden llegar a adquirir el grado de “imputado” y en una segunda fase “corrupto”, pero no pasa nada, porque en España sabemos que la política no es fácil. ¿Somos exigentes? Sí. ¿El hombre no comete errores? Por supuesto que sí. Por eso los dejamos en el poder varias legislaturas. Nunca podríamos hacer lo que ocurre en otros países, , donde por una pequeña sospecha de corrupción, destituyen a un político. ¿Dónde queda la posibilidad de pedir perdón o resolver un problema? En España dejamos a los políticos hacer a sus anchas, porque para eso han estudiado una carrera que se llama Ciencias Políticas, no?

Los políticos tienen unos ángeles de la guarda llamados “responsables de prensa”. Ellos/as son los encargados de que cualquier persona o medio de comunicación no pueda acercarse a él sin antes haber pasado una especie de chequeo sobre lo que se va a hablar. Pero aún así, hay políticos valientes que se atreven a presentarse delante de un auditorio, con gente que puede que no piensen como él. Pero los políticos en España son osados y todos tienen una especie de sexto sentido que utilizan cuando se encuentran perdidos y es acudir a su programa electoral para irse por los cerros de Úbeda, sin contestar plenamente a una pregunta un tanto incómoda, alegando que lo estudiarán y se reunirán con quien haga falta. ¿Son o no son considerados?

Los políticos en este país necesitan dinero para sobrevivir, como cualquier humano. Los políticos en España tienen un trabajo en el que han hecho prácticas desde muy jóvenes, con contratos precarios y llegan a su puesto con una larga experiencia laboral. Los políticos son un estrato superior en la sociedad y no quieren desvelar el secreto de cómo se llega allí, no vaya a ser que dejen de ser intocables. Los políticos a veces se olvidan del pueblo, pero no pasa nada, porque en este país seguimos aceptando las reglas del juego  ya que las imponen ellos, no?